Las tortugas no serían las mismas sin esa bella formación que llevan sobre su espalda: el caparazón, también conocido como caparacho. Esta llamativa estructura está presente en tortugas terrestres y acuáticas, pero la textura, el grosor y las características en su composición son muy distintas al estar totalmente adaptadas a su ambiente natural específico.

El estudio de los caparazones de tortugas ha tenido la atención de científicos desde hace más de dos siglos. Con la cantidad de estudios ya obtenidos, se ha podido conocer una serie de datos importantes que esclarecen sus orígenes y su evolución con el paso de los años.

Los informes revelan que las conchas de las tortugas sufrieron sus primeras transformaciones hace más de 260 millones de años, lo que correspondía al período Pérmico. Desde ese tiempo hasta hoy, lucen muy distintas y adecuadas a los factores que rodean el entorno y ambiente de los quelónidos.

Partes y composición

Para comprender más la composición de un caparazón, cabe mencionar que todas las tortugas, incluidas las terrestres, tienen 7 vértebras cervicales móviles y 10 vértebras torácicas. En el caso de las acuáticas, nuestro tema de este artículo, cada una de estas vértebras torácicas se articula con un par de costillas en forma bilateral y da como resultado huesos de caparazón únicos.

Aunque parece una sola pieza sólida y uniforme, un caparazón está formado por alrededor de 50 huesos, siendo una fusión muy firme entre costillas y vértebras expandidas.

Los huesos neurales se asocian con la columna vertebral; los pleurales, están formados por costillas y expansiones dérmicas y los huesos periféricos son los que construyen el margen o borde de todo el caparazón. Encima de todos estos huesos, se desarrollan otras fuertes estructuras protectoras llamadas placas o escudos queratinosos que evitan que toda la pieza sufra raspaduras, lesiones o ataques de algunos animales marinos. Estos escudos están acomodados de manera distinta en cada especie. En el caso de la tortuga laúd (Dermochelys coriacea) su caparazón es más blando ya que se compone de cartílago y diminutos huesos cubiertos de piel coriácea, es decir, de aspecto y textura muy similar al cuero.

Las partes de un caparazón de acuerdo a sus placas son:

1. Nucal

2. Marginal

3. Central o vertebral

4. Costal

5. Supracaudal

Tipos de escudos de caparazón.

Placas o escudos de un caparazón.

La parte dorsal de un caparazón se conoce como espaldar y a la parte contraria, o sea, la ventral, se le denomina peto o plastrón. En tortugas inmaduras, los huesos individuales del plastrón no están fusionados. El plastrón es una parte más aplanada y suave, comparada con la coraza dura del espaldar, que contiene cuatro pares de huesos y un hueso sin par. Estos son:

1. Epiplastrón

2. Entoplastrón

3. Hyoplastrón

4. Hypoplastrón

5. Xiphiplastrón

El entoplastrón tiene forma de llave, pero varía levemente en las dimensiones de cada parte según la tortuga marina.

Hay caparazones de apariencia más lisa y aplanada como el caso de la tortuga plana (Natator depressus); de colores monocromáticos como el caso de la olivácea (Lepidochelys olivacea) o lora (Lepidochelys kempi), o con bellos diseños y combinaciones de colores que atraen miradas como el caso de la tortuga carey (Eretmochelys imbricata) por poner un ejemplo.

Por otro lado, las tortugas olivácea o lora poseen su caparazón de un menor tamaño a una verde (Chelonia mydas), o por supuesto, a una laúd (Dermochelys coriacea) que tiene una longitud de 1.75 metros.

Elementos externos

Los océanos albergan millones de seres vivos de todos los tamaños y de distintas características y necesidades, las cuáles podrían representar un problema para otros seres vivos que fungen como hospedados o anfitriones.

Algunas veces las algas crecen sobre los caparazones de las tortugas marinas, creando una recubrimiento que puede modificar su color a simple vista, por lo que llegan a verse más verdosas o marrones. De igual forma, es común observar caparazones invadidos por parásitos de cangrejos, por percebes, gusanos marinos, poliquetos u otros organismos. Generalmente los parásitos más graves son los que crecen sobre la piel del animal, pero los de la coraza también pueden causar impedimentos en las actividades de las tortugas a largo plazo, aparte de que les otorga una apariencia muy poco sana.

Partes del caparazón de las tortugas marinas.

Especies

El caparazón de la tortuga verde (Chelonia mydas) tiene cinco escudos centrales flanqueados por cuatro pares de escudos laterales. Puede tener combinaciones de gris, marrón, crema y negro de diseño jaspeado.

El de la tortuga caguama (Caretta caretta) contiene 11 o 12 escudos marginales que rodean el borde del caparazón, con cinco escudos vertebrales y cinco pares de escudos costales. Lo distintivo de la caguama es la línea central del caparazón que presenta elevaciones con terminación en pico.

En la especie carey (Eretmochelys imbricata) es muy fácil observar el patrón de gruesos escudos que conforman el caparacho. Contiene cinco escudos centrales y cuatro pares de escudos laterales, pero su borde es serrado, lo que lo hace lucir como una inquebrantable armadura.

La olivácea (Lepidochelys olivacea) tiene un caparazón en forma de corazón con cuatro pares de escudos inframarginales y de 12 a 14 escudos marginales. Pueden tener placas laterales asimétricas y variables.

Lepidochelys kempii o tortuga lora, lleva un caparazón oval de color gris oliva como la especie olivácea. Tiene cinco pares de escudos costales y cuatro escudos inframarginales.

La tortuga plana (Natator depressus) parece no tener ningún diseño de escudos, pero posee cinco centrales y cuatro pares de escudos laterales que pueden no distinguirse a simple vista.

Por último, con la gran laúd (Dermochelys coriacea) ya sabemos que no tiene un armamento óseo ni escudos similares, pero sí siete crestas que van colocadas desde la altura del cráneo, hasta el borde caudal de la espalda de la tortuga. Su color es de gris oscuro a negro con manchas blancas dispersas.

 

 

Fuentes

http://www.cell.com/current-biology/pdf/S0960-9822(13)00566-6.pdf

https://phys.org/news/2013-05-evolutionary-turtle-shell.html

https://www.nwf.org/Kids/Ranger-Rick/Animals/Amphibians-and-Reptiles/Sea-Turtles.aspx

https://en.wikipedia.org/wiki/Turtle_shell

http://ivis.org/advances/wyneken/8.pdf?LA=1

http://www.seaturtleguardian.org/parasites