Información de las Tortugas Marinas

Adentrarnos al mundo de las tortugas marinas es conocer aspectos de su anatomía, alimentación, evolución, reproducción, estructura social, amenazas naturales y mucho más.
Read More…

Especies de Tortugas Marinas

TTortugas marinas de varios tamaños, formas y colores, vienen representadas en siete asombrosas especies que embellecen los océanos de nuestro planeta.
Read More…

Conservación de Tortugas Marinas

Amenazas hacia las tortugas marinas por actividades humanas y acciones voluntarias que se realizan en distintas partes del mundo en pro de su conservación.
Read More…


Información de las Tortugas Marinas: Anatomía, Alimentación, Hábitat, Amenazas, Conservación, entre otros temas. Datos sobre especies como la Tortuga Verde, Tortuga Carey y Tortuga Laúd. Galerías de imágenes y vídeos.

Introducción a las Tortugas Marinas

En el mundo existen siete especies de tortugas marinas distribuidas en aguas tropicales, de las cuales seis están bajo amenaza. Son seres vivos que contienen en su ADN más de 200 millones de años de historia y evolución, y esa es solo una de las razones por las que son tan importantes para la vida animal. Pertenecen a la clase de los reptiles y al orden Testudines, dividiéndose en ramas que dan origen a dos familias, que son la Chelonidae, de donde pertenecen seis especies y la Dermochelydae, donde solo una forma parte.

Son poseedoras de increíbles características y habilidades que ningún otro organismo marino presume. Gracias al caparazón que cubre la mayor parte de su cuerpo, los depredadores no las eligen como presa común. El tamaño de algunas de ellas como la tortuga laúd con sus poco más de dos metros de largo y gran grosor, también es razón para no tener muchos enemigos marinos. En esa especie el récord del ejemplar más grande ha sido de tres metros de largo y son las únicas que no tienen un carapacho óseo, sino una cobertura de tejido blando.

A diferencia de las aves, los mamíferos y los reptiles prehistóricos cuyas pieles están cubiertas de plumas o pelo, las tortugas marinas tienen escamas o escudos que les dan una textura única.

No suelen formar grupos para realizar sus actividades, sino permanecen solitarios la mayor parte de su ciclo de vida. Solamente interactúan en etapas de reproducción o cuando el alimento en alguna zona es abundante y varias llegan a suministrarse.

Especies de Tortugas Marinas

gorilla species

Existen dos familias de tortugas marinas. La Cheloniidae que cuenta con seis de las siete especies existentes y la Dermochelyidae que tiene exclusivamente a una especie.

IUCN Lista roja de especies amenazadas.
Estatus de las Tortugas Marinas

Tortuga Caguama

Caretta careta

Tortuga Verde

Chelonia mydas

Tortuga Laúd

Dermochelys coriacea

Tortuga Carey

Eretmochelys imbricata

Tortuga Lora

Lepidochelys kempii

Tortuga Olivácea

Lepidochelys olivacea

Tortuga Plana

Natator depressus

Distribución de la Tortuga Marina

Su distribución abarca mares, lagos y océanos de todo el mundo, exceptuando las aguas del océano Ártico y Antártico, ya que son animales de sangre fría que necesitan del calor para sobrevivir. De acuerdo a su ubicación, su hábitat natural está rodeado de arrecifes de coral, pastos marinos, zonas rocosas o con altas concentraciones de algas. Las más adultas son las que se adentran al mar abierto, mientras las crías y jóvenes permanecen en zonas más seguras donde hay una menor cantidad de depredadores.

Alimentación de la Tortuga Marina

Su alimentación es herbívora, carnívora u omnívora dependiendo de la especie y de su edad. Medusas, cangrejos, peces, pepinos de mar y esponjas, son solo algunos ejemplos de su variada dieta. Poseen muy fuertes mandíbulas que los hacen capaces de triturar animales con conchas como los caracoles, así como de arrancar los pastos incrustados en el fondo marino.

Mitos de la Tortuga Marina

Para resolver algunos mitos, aquí podemos afirmar que los quelonios acuáticos no lloran por sentimiento de tristeza, solo excretan el exceso de sal a través de una glándula. No introducen la cabeza o las extremidades dentro del caparazón, ni caminan fácilmente en suelos terrosos o arenosos como sus familiares terrestres. Tampoco giran la cabeza para ver su espalda como el cine y la televisión a veces nos muestra. Por ello es importante informarse sobre ellas en documentos científicos o buscar buenas fuentes en línea.

Conservación de las Tortugas Marinas

Los seres humanos hemos intervenido en la vida de las tortugas marinas de diferentes maneras. Por un lado nuestra falta de responsabilidad las ha dejado al borde de la extinción y por el otro, organizaciones ambientales luchan por rescatarlas y preservarlas. Son varios los factores que mantienen en peligro a estas especies y casi todos son obra del disturbio del hombre. Algo que sorprende a los científicos es el hecho de que alcanzan su madurez sexual a partir de los 30 años en promedio, siendo esto un factor preocupante para su estado de conservación amenazada.

Esto tiene solución siempre y cuando se dé de manera pronta, ya que se estima que en unas décadas las tortugas marinas no formarán parte de nuestro reino animal existente. Internacionalmente están protegidas y su comercio es considerado ilegal, sin embargo, miles de familias viven de la venta de huevos, carne y objetos obtenidos de los caparazones.

Mitos como el poder afrodisíaco que tienen los huevos de tortuga marina ya han sido totalmente desmentidos e incluso se han encontrado componentes que resultan altamente tóxicos para el organismo, pero esto es ignorado en muchas comunidades y por lo tanto los clientes continúan con su consumo.

Alrededor del mundo se han creado centros especializados en el cuidado de las tortugas marinas pero a veces esto no es suficiente para la gran cantidad de problemas que se enfrentan, por lo que se requiere la ayuda de la sociedad ya sea mediante donaciones, acciones o difusión.

Te invitamos a conocer más detalles sobre estos reptiles que juegan un rol importante dentro de la cadena alimenticia del ecosistema acuático. El impacto negativo que se provocaría si ellos llegaran a extinguirse es mayúsculo.